Declaración de La Paz Querida

Un Nuevo Acuerdo

Bogotá, 19 de noviembre de 2016

Los miembros de La Paz Querida vemos con optimismo y complacencia el nuevo acuerdo firmado en La Habana el pasado lunes 14, el cual incorpora mejoras significativas para su implementación. Ello nos lleva a exigir a las partes avanzar decididamente en su refrendación, ojalá vía Congreso de la República, y hacer curso expedito hacia su implementación, pues consideramos que ni el tiempo ni la razón aconsejan someterlo a una nueva refrendación popular.

En nuestra carta constitutiva expresamos que el pueblo colombiano merece que se ponga fin a un conflicto armado que por más de 50 años ha enfrentado al Estado con la subversión y otras formas de delincuencia armada, en una lucha fratricida con consecuencias nefastas para la dignidad humana, la democracia y el desarrollo sostenible.

Igualmente, expresamos que la paz, con los adecuados mecanismos de justicia transicional, traerá más justicia a las víctimas y a la sociedad, que la continuación de esta guerra con impunidad generalizada.

No cabe duda que, una vez conocidos los resultados del plebiscito, los colombianos hemos tenido suficiente espacio para reflexionar y expresar nuestro pensamiento por los diferentes mecanismos que la democracia permite. También es digno y justo reconocer el esfuerzo, inteligencia, cordura y generosidad de las partes que lograron un nuevo acuerdo, en el que contemplaron modificaciones en 56 de los 57 temas propuestos, lo que nos permite aseverar que lo fundamental está logrado.

Los nuevos avances ratifican y precisan que habrá total protección de la propiedad privada, sin expropiación de latifundios ni aumento de avalúos vía catastro; las FARC entregarán sus bienes para reparación de las víctimas; se elimina cualquier percepción sobre ambigüedades referentes a una supuesta ideología de género; habrá limitaciones en la movilidad de los miembros de las FARC incursos en graves delitos, como medida restrictiva de la libertad, y se aclara que la jurisdicción especial para la paz tendrá un límite en el tiempo; todos estos aspectos son importantes y convenientes. Basta ya de poner nuevas objeciones que retrasen la paz. Los tiempos corren en contra de su implementación y el grave incidente ocurrido en el sur de Bolívar es una alerta fuerte que no podemos desoír.

Señor Presidente, reclamamos su acción inmediata, dentro de las prerrogativas que le asigna la Constitución.

Cordialmente,

LA   PAZ   QUERIDA

Anuncios
Declaración de La Paz Querida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s